Actualizado

La presidenta Jeanine Áñez saluda el viernes desde un balcón de la residencial presidencial, en el segundo día de su cuarentena por ser caso positivo de covid-19. (ABI).

La Paz, 11 de julio de 2020

Boya.News – El aislamiento de la presidenta y candidata Jeanine Añez por contagio con covid-19, según anunció ella misma el jueves 8, y la designación del ministro de Defensa, Fernando López, como ministro interino de Salud, en pleno ascenso de la pandemia, mostraron en la última semana nuevas facetas de la precariedad y las improvisaciones que parecen cundir en el Gobierno transitorio.

Sin Áñez, el Palacio de Gobierno quedó en situación de vacío de poder, al menos físicamente, porque a la falta de un Vicepresidente se sumaba la ausencia del ministro de la Presidencia, Yerko Núñez -también baja a causa del nuevo coronavirus- y hasta algunos de sus viceministros, quedando visible solo la viceministra de Comunicación, Isabel Fernández, recién degradada desde su desaparecido ministerio.

Solo la confirmación de que Eva Copa también resultó contagiada con el virus pareció traer el viernes tranquilidad a las filas del oficialismo, luego del mal ocultado nerviosismo que provocaron las versiones en las redes de que un alejamiento prolongado de Áñez abriría las puertas de la Presidencia del Estado a esta autoridad masista, presidenta del Senado.

LÍNEA CONOCIDA

Tras el anuncio del contagio de la gobernante, muchas expresiones de solidaridad se publicaron en las redes sociales y medios de comunicación, mientras crecía la incertidumbre sobre el futuro del gobierno, que en los últimos días ya casi no mostraba renovación de ideas para tratar de frenar el acelerado crecimiento de la pandemia en la mayoría de las regiones del país.

https://correodelsur.com/local/20200710_ministro-de-defensa-y-salud-llega-a-sucre-para-coordinar-acciones-contra-el-coronavirus.html

La designación de López como ministro interino de Salud reafirmó la línea gubernamental de mano dura, la del ministro Arturo Murillo, como herramienta principal para asegurar o imponer la disciplina ciudadana en la cuarentena, aunque este discurso parecía haber quedado debilitado con el contagio de quien supuestamente debía ser ejemplo de disciplina y de protección. “Este virus no respeta nada…”, dijo el viernes el candidato presidencial de Áñez, el empresario Samuel Doria Medina.

“ESTO NO ES SERIO”

Una de las críticas más duras, a la aparente improvisación gubernamental, provino de uno de los artífices de la llegada de Áñez a la Presidencia y ahora candidato presidencial de Creemos, Fernando Camacho, quien dijo: “López en Salud, (Óscar) Ortiz en Economía, esto no es serio, es una falta de responsabilidad con Bolivia”.

“Las dos carteras más importantes para atender la pandemia deberían estar en manos de especialistas. No puede ser que sigan jugando con nuestra vida y nuestros empleos”, cuestionó Camacho, sumándose a otras voces que ven un gobierno precario en medio de la pandemia.

El viernes, con 24 horas de demora, el médico de la mandataria, Andrei Miranda, intentó dar algo de oxigeno al Gobierno transitorio al reportar que Áñez era una paciente “asintómatica, no tiene ningún síntoma que se relacione con el Coronavirus, se encuentra estable”. Es decir que no existe peligró que su salud se deteriore por el virus, lo que implica que no dejará el cargo.

Ese mismo día, en otro intento de mostrar fortaleza, Áñez siguió con su campaña electoral y publicó en las redes un video en el que afirma: “Si a vos te va bien, a todos los bolivianos nos irá mejor”, refiriéndose a obras que se desarrollarán en el país para generar empleos. En el spot, la candidata aparece con un vaso de jugo de naranja en un fondo difuminado, de un comedor, maquillada y sin rastros de llevar la enfermedad que en Bolivia ya provocó unos 45 mil contagiados y más de 1.600 muertes.

Más tarde, la presidenta volvió a mostrase saludable. La agencia gubernamental ABI publicó fotos de ella con un cachorro en sus brazos y saludando desde un balcón de la residencia presidencial, mientras se reportaba que estaba trabajando “para todos los bolivianos desde casa”.

Y para que no quedaran dudas de que estaba activa, Áñez participó por videoconferencia, en la tarde del mismo viernes, en una reunión del Gobierno con microempresarios, transmitida por la televisión estatal.

TESTS SÍ Y NO

Si el resultado positivo de covid-19 de Áñez fue confirmado en solo horas desde la toma de muestras, el de la presidenta del Senado, Copa, demoró casi tres días.El MAS no dejó pasar la ocasión para denunciar un supuesto trato de privilegio a la gobernante, en desmedro de la población que sufre por la escasez de test, que mantiene a Bolivia en el último puesto en Sudamérica en el conteo de pruebas realizadas por millón de habitantes.

Copa informó vía Twitter que pese a su contagio se encontraba estable y no se alejará de sus funciones de la Asamblea Legislativa porque seguirá trabajando vía plataformas virtuales. De hecho, el viernes promulgó una ley de control del endeudamiento externo que había sido objetada por Áñez.

Editor/Boya

Recientes

Dos golpes de la ONU al MAS

Publicado Miércoles, 29 de julio, 2020. 17:16:13

FMI, el préstamo que quema al Gobierno

Publicado Martes, 21 de julio, 2020. 16:31:21

El Gobierno busca fortaleza en las FFAA

Publicado Miércoles, 15 de julio, 2020. 20:07:41

“Así es”. Murillo en su salsa.

Publicado Martes, 14 de julio, 2020. 18:49:05

Tuto y Samuel en campaña contra voto en septiembre

Publicado Lunes, 13 de julio, 2020. 20:01:28

Archivo