Actualizado

Portada del Piojo en Facebook, al cerrar un ciclo en noviembre de 2019.

– Uno de los activistas digitales más reproducidos conversa con Boya sobre sus publicaciones de corrupción, sus motivaciones, sus ilusiones.

La Paz, 19 de mayo de 2020

Boya.News – Se presenta como periodista y se reconoce como un “terrorista digital”, militante de lo Nacional Popular que calificaría en Bolivia como masista, o afuera como peronista, lulista, chavista o sanderista. En el mundo online, las y los pititas lo odian. Los masistas lo aman. Sus publicaciones sobre corrupción provocaron renuncias de autoridades y muchas aclaraciones del gobierno transitorio de Jeanine Añez.

Sin revelar su identidad, se declara enemigo de clase del gobierno de Añez. Dice que no coordina nada con la alta dirigencia del MAS y mucho menos le pagan: “ni un peso, no me pagan, aunque alguien debería. ¿No crees?”, afirma El Piojo Cabrón, o P1OjO Bolivia, como se presenta en sus publicaciones en las redes. Consulta dónde se publicaría la entrevista, antes de responder a un cuestionario.

Éste es el diálogo de Boya con El Piojo Cabrón:

¿Quién es El Piojo Cabrón?

– Es solo una personalidad de las tantas que hay en Facebook y en redes sociales en general.

¿Es una persona o son varias las que administran la página y sus filiales como La Suchel y otras?

– Solo es una persona, Suchel y otras páginas tienen sus propios administradores. Y también hay varias copias de varias páginas, es algo normal en redes plagiar contenido.

¿Cuántas veces cerraron tu página o tus páginas y cómo lo lograron?

– Uy…, no sé. Unas 30 será jajajajaj. Es con denuncias masivas y a veces el mismo Facebook retira las páginas cuando considera el contenido ofensivo.

Soy como una especie de “tirador de bombas”

¿Haces periodismo, activismo-periodismo o terrorismo digital?

– Me encanta la palabra “terrorismo digital”. Eso de sembrar terror es algo muy bien planificado por los Estados Unidos y poder tomar esa palabra y darle la vuelta o resignificarla, como dirían los postestructuralistas en semiología, me parece algo simpático.

Sin embargo, para evitar definiciones de ese tipo, soy como una especie de “tirador de bombas”. A veces la bomba puede ser periodística, a veces política o a veces como se menciona ahí: “terrorismo digital”.

¿Qué opinas de los medios tradicionales, prensa, tv y radio?

– Me gustan mucho, quisiera hacerlo, pero me molesta eso de que se crean independientes e imparciales u objetivos, me parece de mal gusto creer que son algo así, me parece igual que esas definiciones semi abstractas son parte de un discurso propagandístico y que solo las personas poco instruidas se lo creen.

Me gustaría que sean honestos y digan que intereses defienden. No es malo defender intereses, lo malo es decir que no los defiendes y defenderlos de manera grotesca como El Diario, por ejemplo.

Breve o en una palabra qué opinas de:

¿Página Siete?

– Garafulic

¿El Deber?

– Mucha farándula

¿La Razón?

– El mejorcito

¿ATB?

– Hay gente buena y gente mala ahí

¿Unitel?

– Agroindustria

¿Red Uno?

– Un Unitel mediocre

¿Abya Ayala?

– Hay que trabajar más

¿Gigavisión-Detrás de la verdad?

– La revelación del año

¿Qué medios utilizan tus denuncias e informes para construir una información?

– Hay mucha gente que tiene denuncias, pero no sabe dónde hacerlas. Esa gente me pasa información, además a veces es complicado darle un contenido político a lo que pasa y esa gente precisamente quiere eso, por eso me buscan, lo que los medios tradicionales no hacen porque quieren aún decirse “imparciales” y esas pajas.

Al final, hay noticias que no necesariamente deben salir en medios grandes. Simplemente que la información correcta llegue a la persona correcta significa una victoria.

¿Cuáles fueron tus primicias que se volvieron noticias en los medios?

– En realidad vaaaarias, pero nunca me citarán. Por ejemplo, pocos se acuerdan pero yo destapé el abuso a las cebras en la Alcaldía o los negociados de la esposa del alcalde paceño Luis Revilla con su “Primer Amor”, cuando revelé la casa en Alto Obrajes donde se reunían.

Otra que recuerde, digamos, fue la corrupción de ENTEL en una época donde nadie dudaba del gobierno de facto. Después ayudé en otras que sacaron otros medios, pero que yo las hice populares. Sobre todo las renuncias de ministros, viceministros, etc. Esa información me llega muy rápido.

Después lo de los ascensos de militares, muchos me escribieron para agradecerme porque el gobierno de Añez está haciendo averías internas y me mostraron chats de WhatsApp del Ejército donde se puede ver eso.

Al final, hay noticias que no necesariamente deben salir en medios grandes. Simplemente que la información correcta llegue a la persona correcta significa una victoria porque esas personas son poderosas y nada más sublime que ver temblar a un poderoso.

¿Cómo haces para obtener la información que publicas? ¿En la mayoría de los casos son primicias?

– El enemigo de mi enemigo es mi amigo. La política es una olla de grillos, todos se quieren atacar entre todos, se graban, se sacan screenshot, hacen amarres, etc. Entonces entre tantas personas malas, siempre hay una más mala que está dispuesta a vender su información a cambio de un cargo o de algunos favores y me pasan la información. Esas son las fuentes, casi todas son de dentro del gobierno de Áñez (en este caso, antes era Revilla).

¿Qué prevés y qué pretendes con tus publicaciones?

– Depende de la época, no tengo objetivos a largo plazo porque a largo plazo todos estaremos muertos. Por el momento, tengo por objetivo desenmascarar al gobierno de Añez de su supuesto “velo democrático”, porque conozco a la gente que trabaja con ella, y son personas muy malas, no quieren a Bolivia, prácticamente la odian, y solo la ven como una finca grande con empleados, no ven un pueblo con sueños de crecimiento y desarrollo.

Por el momento es eso, y lo digo abiertamente, soy enemigo de clase del gobierno de Añez, yo siempre estoy con el campo popular porque sé lo que es no tener qué comer, ellos no, ellos siempre están mirándote desde arriba y en ningún momento quieren ayudarte a subir (como lo haría por ejemplo una burguesía nacional). Ellos solo quieren ver gente pobre para recordar que ellos no lo son.

¿Cuáles son las páginas rivales de la derecha, pititas, camachistas, de Jeanine Áñez, Doria Medina? ¿Las sigues, confrontas con esas páginas?

– Bueno, sí, las seguía, pero no tienen nada bueno que decir, los que están detrás de esas páginas (a quienes conozco en su mayoría) son personas muy mediocres. Valoraría el trabajo solo de dos de ellas, pero ahora están trabajando servilmente para Áñez, así que prefiero no mencionarlas.

El informador divulgó primicialmente documentos sobre el lío político en torno a los ascensos militares.

La página por la que te contactamos tiene más de 10 mil seguidores. Se creó el 13 de noviembre de 2019, cambió de nombre de Resistencia Bolivia a Piojo Cabrón. ¿Nació en respuesta a la caída y huida de Evo Morales?

– Esa palabra “huida” no me gusta. Si tienes una pistola en tu cabeza y te vas, no es que estás huyendo, te están botando. Creo que es parte de la narrativa que instauró el golpe y que cada vez tiene más grietas por sus absurdos giros narrativos que tiene en cada situación.

Sobre esta página, El Piojo Cabrón es una marca, si cae una página, saltará a otra y así a otra; hay decenas de páginas que me las dan para que las convierta. En esta ocasión es ésta que en otrora se llamaba “Resistencia Bolivia”. Antes había otra página que se llamaba “El Chancho Cósmico”, y me la regalaron y la volví el Piojo. Es así, incluso algún día puede tener la página de no sé… Añez, jajajaja, y en unos días diría Piojo Cabrón.

Según Facebook, administran tu página desde Bolivia y Argentina. ¿Coordinas las publicaciones con la alta dirigencia del MAS que está en Buenos Aires? La Suchel tiene más de 15 mil fans y la administran dos personas desde Argentina. ¿Todo apunta a que es gente del MAS?

– Bueno, en realidad la administración está en Bolivia, pero hay como tres cuentas o no sé cuántas que están en otros países, (antes también estaba en México y Alemania). No son en realidad administradores solo están ahí en caso de emergencia. Si el perfil que maneja la página cae, es un dispositivo de seguridad más que haya una persona en otros países.

No, no coordino nada con la alta dirigencia del Movimiento Al Socialismo y sobre La Suchel no sé realmente cómo es su accionar. Por último, sobre si es gente del MAS la que está atrás, yo soy un militante de lo Nacional Popular, en Bolivia soy masista, en Argentina peronista, en Brasil lulista, en Venezuela chavista y si Bernie Sanders seguiría postulando en EEUU diría que soy Sanderista.

¿El MAS o sus dirigentes financian la página? ¿Recibes un sueldo?

– Ni un peso. Quisiera jajajajaja, pero no, no me pagan, aunque alguien debería. ¿No crees?

Un aviso de una inminente publicacion importante.

¿Si el MAS vuelve al poder dejarás de publicar tu página o seguirás con tus denuncias?

– Seguiré, claro que sí. Seguiré hasta que envejezca y la gente ya no entre a Facebook (como sucederá en pocos años, parece).

Y va a caer y va a caer el #Piojo va a caer”, anunciaron en varias oportunidades tus enemigos en las redes, las y los pititas. ¿Cómo proteges tu identidad? Murillo dice que está haciendo rastrillaje policial en las redes , debes estar acorralado.

– Tengo muchos enemigos, siempre quieren tirarme las páginas, y siempre vuelvo, es hasta cómico. ¿Para qué gastar tanta energía denunciando una página? No sé, si no te gusta una página anda a otra.

Sobre Murillo, bueno, mucha de la gente ahí dentro me avisa cómo van las cosas. Creo que el ministro no sabe mucho cómo funcionan las redes y por eso lo asesoran extranjeros en ese sentido. Ellos deben decirle que para tener la información de quién está detrás de una página tienes que contactarte con Facebook EEUU, y no siempre te dan, y si te dan, solo te dan la información del perfil que maneja una página, ese perfil generalmente es falso con un IP de otro país, así que es muy difícil saber quién realmente está detrás de una página.

Además, siendo serios, Facebook no tiene tiempo en preocuparse en algo así, peor en plena pandemia. Y si me siento acorralado, pero como dicen: “los soldados pelean mejor cuando detrás de ellos está el mar”. Al final es una batalla a muerte, gana el que no tiene miedo de morir, es como la lucha de las autoconciencias de Hegel, jajajajaj.

Una de varias denuncias en las redes.

Publicación del Piojo el pasado fin de semana.

Al concluir el cuestionario, el Piojo Cabrón prometió responder más preguntas en otra oportunidad…

Editor/Boya.News

Recientes

Dos golpes de la ONU al MAS

Publicado Miércoles, 29 de julio, 2020. 17:16:13

FMI, el préstamo que quema al Gobierno

Publicado Martes, 21 de julio, 2020. 16:31:21

El Gobierno busca fortaleza en las FFAA

Publicado Miércoles, 15 de julio, 2020. 20:07:41

“Así es”. Murillo en su salsa.

Publicado Martes, 14 de julio, 2020. 18:49:05

Tuto y Samuel en campaña contra voto en septiembre

Publicado Lunes, 13 de julio, 2020. 20:01:28

Archivo