Actualizado

El ministro de Salud, Marcelo Navajas, expone las perspectivas de la pandemia de covid-19, el miércoles 6, ante la Cámara de Diptuados. (Boya).

Fría advertencia ministerial: cuando enfermen 8,8 millones de bolivianos el país habrá derrotado al virus.

La Paz, 8 de mayo de 2020

Boya.News – “No crean que no vamos a salir dañados, vamos a salir dañados, vamos a salir con muchos fallecidos, con certeza”.

Con esta casi escalofriante advertencia, que equivaldría a decir que lo visto hasta ahora es poca cosa, el ministro Marcelo Navajas defendió en la última semana una ley para mejorar las condiciones de trabajo del personal sanitario en medio de la pandemia de covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

“Estamos poco preparados a medianamente preparados (para) lo que se nos viene”, admitió luego el Ministro de Salud en una exposición ante el pleno de la Cámara de Diputados en la que pronosticó que la pandemia, que hasta ahora ha tenido un impacto relativamente bajo en Bolivia, terminará provocando muchos más muertos y enfermos que los que se imagina la mayoría de los bolivianos.

¿Qué “se nos viene”? Según Navajas, la pandemia seguirá avanzando en progresión geométrica, duplicándose el número de contagiados cada 11 días si las cosas se mantienen relativamente controladas, si se respetan normas elementales de higiene y distanciamiento social. Solo cuando enferme hasta 80 por ciento de los bolivianos, o unos 8,8 millones de personas, el país habrá derrotado al virus, dijo.

En contrapartida, dio a entender, el Gobierno no haría mucho más que lo que ha estado haciendo hasta ahora, y que podría resumirse en lento aumento de la capacidad de pruebas de diagnóstico de covid-19, complicado incremento de la capacidad de atención en los hospitales y -fuera de las responsabilidades de Salud- difícil control de la cuarentena en ciudades y pueblos en los que las clases empobrecidas no dejan de concentrarse en las calles.

Los siguientes son fragmentos destacados de la intervención del ministro Navajas en la cámara baja, sobre los días que ya están llegando:

Pruebas no masivas

“Las pruebas solo sirven cuando nosotros como ciudadanos tenemos la voluntad de que nos controlen. ¿Cómo nosotros podemos controlar casos que son incontrolables en la enorme frontera que tenemos y cuando llegan a zonas poblacionales se esconden? Y esa forma de esconder los síntomas está dando que las personas que llegan a los hospitales fallezcan.

“La política de emplear pruebas masivas se usa en ciertos países, no crean que se usan en todos los países … La prueba masiva está dirigida sobre todo a encontrar el sintomático probable o el pre sintomático.

“930 pruebas que se han hecho en marzo, en abril hemos llegado alrededor de las 5.000, en mayo vamos a pasar de las 10.000. En primer lugar, las hacíamos porque solamente había tres laboratorios y no había pruebas, y no es que no había pruebas porque no querían comprarlas, no estaban en venta y nosotros hemos entrado a una cadena de venta un poco tarde. Estas pruebas van a aumentar porque los laboratorios están implementando y se están aumentando.

Todos enfermos

“Todos vamos a estar enfermos pero, ojalá, que el 50, el 60 o el 30, no sé, sean enfermos por vacuna, es decir que creen anticuerpos. (…) Esta es una enfermedad que tiene una mortalidad muy alta y una letalidad muy alta y es por eso que tenemos que cuidarnos, porque si nosotros nos enfermemos al mismo tiempo, no existe sistema de salud en el mundo que haya sido capaz de atender a sus enfermos porque se ha desbordado.

Muchos muertos

“No crean que no vamos a salir dañados, vamos a salir dañados, vamos a salir con muchos fallecidos con certeza, pero ese es el curso de un virus, es el curso de una enfermedad, es el curso de una pandemia que ha diezmado poblaciones en el mundo. Esto no se frena poniéndose en un acuario y evitando que llegue el virus. Esto se frena con el distanciamiento físico, con la medida de lavarse las manos…

“Desde el primer día en mis declaraciones ustedes han recibido la verdad sobre la pandemia, sobre lo que va a suceder, el momento en que esta pandemia y sobre lo que va a suceder. El momento que esta pandemia empiece a bajar es cuando el 60 o más de la población esté contaminada. Y a partir del 80 por ciento, 70 por ciento, vamos a decir que la hemos ganado. Lamentablemente en ese combate y durante ese tiempo de este combate vamos a tener muchos fallecidos y vamos a tener todavía más fallecidos si no podemos contar con el personal de salud que necesitamos en los hospitales para atender esta enfermedad.

“Sin ningún ánimo de alarmarlos, no es alarmar, es una proyección real, los números van a duplicare ojalá que sea cada 11 días. Mientras tengamos esa duplicación en el orden de los 11 o 12 días tenemos una gran chance de tener las cosas bajo control, cuando el número de duplicación de los casos es de 3 a 4 días es incontenible. Este es un dato mundial. No es un dato solamente de Bolivia.

Poco preparados

“Estamos poco preparados a medianamente preparados a lo que se nos viene, si ustedes están calculando que 1.600 infectados de 11 millones de bolivianos es alto, es el inicio. Tenemos que llegar al 60 por ciento y lo que no puede ser es que nosotros hagamos como una cápsula donde no nos vamos a contaminar. Lo podíamos haber hecho cuando empezó esta enfermedad en noviembre, nadie entra, nadie sale, esto lo volvemos una especie de acuario (…) Esto se va a solucionar con la presencia de una vacuna, esa vacuna está en prueba, estamos lejos de tenerla.

Editor/Boya.News

Recientes

Cuarentena sin emergencia

Publicado Viernes, 29 de mayo, 2020. 12:03:14

De elecciones sin prisa, corrupción evidente y verdad sobre pandemia

Publicado Jueves, 28 de mayo, 2020. 20:07:52

FFAA al borde de la insubordinación

Publicado Jueves, 21 de mayo, 2020. 17:04:33

El “Piojo” responde por sus denuncias

Publicado Martes, 19 de mayo, 2020. 18:36:21

A falta de votos, ¿buenos son los jueces?

Publicado Jueves, 14 de mayo, 2020. 17:41:52

Archivo